Las Partes del ojo

El ojo humano está compuesto por diversos elementos que contribuyen a la visión de la persona, los cuales deben ser estudiados tanto en forma individual como en su conjunto para entender el funcionamiento de esta parte del cuerpo en particular. Las partes del ojo tienen diversas formas, texturas y funciones, las cuales contribuyen en su conjunto para lograr cumplir con el objeto, que es proveer la visión a la persona.

Partes del ojo y sus funciones

  • Córnea: Actúa como escudo del ojo protegiéndolo del polvo, gérmenes y de otros factores de riesgo. Controla el enfoque y la entrada de la luz al ojo.
  • Cristalino: Realiza acomodación para adaptar la visión del ojo a distintas distancias (visión próxima, media o alejada), enfocado de manera dinámica.
  • Pupila: Regula la calidad de luz que le llega al retina, en la parte posterior del ojo: Con mucha luz se hace pequeña y con poca luz se agranda
  • Iris: Regula la entrada de luz en e ojo como un diafragma de una cámara de fotos. El músculo dilatador del Iris aumenta el tamaño de la pupila (midriasis) y el musculo esfinter lo reduce (miosis)
  • Conjuntiva: Ayuda a lubricar el ojo mediante la producción de aceite y mucosas, así como a provenir que entre microbios en el ojo.
  • Esclerótica: Recubre el globo ocular, otorgándole su color blanco característico y protegiendo las estructuras internas (estructura sensitivas).
  • Coroides: Provee a las retina de los nutrientes y el oxigeno que necesita para funcionar correctamente, además de mantener una temperatura constante en el ojo.
  • Retina: Es el verdadero órgano receptor del sistema visual que allí están los bastones, los conos y las células fotorreceptoras.  El cristalino proyecta las imágenes percibidas en la retina, desde donde será transmitida al cerebro a través del nervio óptico.
  • Mácula: Aporta las mejor condiciones de visión central al ojo humano. Gracias a la Mácula es posible distinguir las caras, los colores y ver pequeños detalles.
  • Nervio óptico: Encargado de transmitir la información visual desde la retina al cerebro.
  • Humor vitreo: Proporciona al globo ocular rigidez, amortigua impacto, mantiene la presión intraocular y fija la retina.
  • Humor acuoso: Nutre a la córnea y al cristalino, y permite que la presión ocular se mantenga constante.


Las imágenes del exterior ingresan en el ojo humano a través de una ventana transparente que se conoce como córnea, la cual se comporta como una lente. Se encuentra compuesta por un tejido fibroso blanco conocido como esclerótica, que se encuentra protegida del ambiente exterior por una capa conocida como conjuntiva.

La pupila es la parte negra de forma redonda que vemos en el centro de los ojos, y es la que tiene por objeto regular la intensidad de la luz que ingresa al ojo. Se trata del orificio del iris, el que muestra el color de los ojos. La pupila se agranda cuando hay poca luz y se hace pequeña cuando ingresa demasiada luz.

Otra de las partes del ojo fundamental para su funcionamiento es el cristalino, quien es el encargado de recibir la imagen que atraviesa la pupila. Se trata de la lente del ojo, que tiene la capacidad de enfocar objetos próximos y ajustar la visión para poder ver de lejos de manera completamente automática.

Una vez que las imágenes que recibimos del mundo exterior pasan el humor vítreo, las mismas llegan al fondo del ojo, el cual se conoce como retina. Es el encargado de recibir y procesar las imágenes para luego transmitirlas al cerebro a través del nervio óptico.

Otra de las partes importantes del ojo es el sistema nutricional del ojo, el cual está compuesto por arterias y diversas venas situadas entre la retina y la esclerótica, las cuales permiten nutrir al ojo de los nutrientes necesarios para su funcionamiento.

Funcionamiento del ojo

El ojo percibe y capta las imágenes del mundo exterior, las cuales son enviadas al cerebro en milésimas de segundos. El ojo está compuesto por un sistema óptico que permite enfocar, captar, procesar y luego transmitir esa imagen al cerebro a través del nervio óptico.

Desde que fijamos la vista y nos enfocamos en un objeto, nuestro ojo se encuentra realizando un proceso para captar la imagen, la cual atravesará las diferentes lentes transparentes del ojo para formar una imagen en el fondo del ojo, la cual transmitiremos a nuestro cerebro de manera instantánea.

Si el ojo tiene algún problema para procesar una imagen del mundo exterior, podemos estar en presencia de diversos problemas de la vista, como la miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia, entre otros.

Las Partes del ojo
4.8 (96%) 5 voto[s]