Glaucoma en el ojo

El glaucoma es una enfermedad degenerativa ocular, la cual se caracteriza por generar una pérdida de la visión por el daño en el nervio óptico secundario, generando un aumento en la presión intraocular.

Esta enfermedad se detecta generalmente cuando se encuentra en una etapa avanzada, ya que es muy difícil de detectar de manera temprana por la casi ausencia de síntomas. A pesar de que es una enfermedad conocida, las causas que la generan aún son inciertos o poco probadas, aunque los especialistas coinciden en que la generación de esta enfermedad se encuentra relacionada con el aumento en la presión intraocular. Es por ello que la mayor parte de los tratamientos se encuentran orientados a reducir la presión intraocular, para prevenir de esa manera la pérdida de visión parcial o total. Los daños que causa el glaucoma son irreversibles, es por ello que es fundamental alentar la prevención de esta enfermedad.

Síntomas del glaucoma

El glaucoma, conocido como el generador de la «ceguera silenciosa», tiene síntomas claros, pero que a veces no se asocian con la enfermedad, es por ello que se hace complicado detectarla de forma temprana.

  • La visión borrosa.
  • Náuseas o incluso vómitos.
  • Pérdida repentina o parcial de la visión.
  • Dolor de cabeza y de ojos.

Tratamiento del glaucoma

El tratamiento indicado al paciente que padece esta enfermedad ocular será de acuerdo a las características propias del glaucoma y las dolencias que el paciente padezca. El daño de todo tipo de glaucoma se centra en el nervio óptico secundario, ubicado en la parte trasera del ojo, lo que se relaciona directamente con la presión intraocular.

Los especialistas, recomiendan tratamientos dirigidos a controlar esta presión ocular, ya sea a través de medicamentos, una dieta acorde u otros métodos más avanzados como la cirugía láser o la cirugía tradicional.

Tipos de glaucoma

El glaucoma de ángulo cerrado o estrecho, produce síntomas repentinos en el ojo, como dolor, halos de luces, pérdida de visión, dilatación de pupilas entre otros. Puede durar algunas horas, ya que es sumamente dinámico.

El glaucoma de tensión normal o de baja presión provoca la pérdida de visión parcial, pero la presión intraocular se mantiene dentro de los rangos normales.

El glaucoma pigmentario se encuentra provocado por la obstrucción de lo que se conoce como el ángulo de drenaje del ojo, provocando por lo general el bloqueo del drenaje del fluido del ojo. Es común en este caso la visión borrosa y el dolor frecuente.

El glaucoma congénito es la forma hereditaria del glaucoma, en donde por lo general se diagnostica en el primer año de edad. Entre los síntomas de este tipo de glaucoma podemos destacar los ojos blancos y saltones.

Califica el articulo