Estrabismo convergente y divergente

El estrabismo convergente y el estrabismo divergente se diferencian de acuerdo a la dirección a la que se desplaza el ojo que se encuentra desviado. Por lo que podremos determinar que se trata de un estrabismo convergente si el ojo se encuentra desviado hacia el centro, es decir, hacia la nariz, y el estrabismo divergente en donde el ojo se desvía hacia el lado opuesto.

Sin lugar a dudas, el estrabismo más común es el convergente, el cual con frecuencia se lo asocia con el estrabismo vertical, que es cuando el ojo se desvía hacia la nariz, como así también hacia arriba o abajo.

Estrabismo convergente y divergente

El estrabismo convergente se vincula con frecuencia a la hipermetropía, un defecto que impide a las personas ver con nitidez los objetos que se encuentran cerca. El efecto que produce la hipermetropía es un reflejo automático, que se genera cuando nuestro cerebro percibe que vemos una imagen distorsionada y genera que nuestros ojos se muevan para enfocar los objetos que no vemos claramente.

Si el estrabismo convergente se encuentra asociado a la hipermetropía, unas gafas adecuadas podrían resolver este problema, evitando que el cerebro reciba señales por no lograr visualizar bien los objetos. Aunque por lo general, si la desviación es muy grave, es probable que no se corrija con tan solo utilizar lentes.

En el estrabismo divergente, que es el menos frecuente de los dos, el ojo se desvía hacia afuera, es decir hacia el lado opuesto de la nariz. El estrabismo divergente se caracteriza por aparecer estadísticamente a una edad más tardía y de manera progresiva. En cambio, el estrabismo convergente suele caracterizarse como estrabismo infantil, el cual se detecta a una edad temprana y puede ser tratado con la ayuda de gafas.

Estrabismo convergente y divergente sintomas y causas

Causas del estrabismo

El estrabismo ocurre cuando los nervios están dañados o cuando los músculos alrededor de los ojos ya no pueden funcionar juntos porque algunos de ellos están más debilitados que otros. Cuando el cerebro recibe un mensaje visual diferente para cada ojo, ignora la señal del ojo «débil». Si la patología no se trata, se puede perder la visión para el ojo más débil.

El estrabismo es relativamente común en los niños. Se desconoce la causa subyacente. La esotropía infantil es un tipo de estrabismo que aparece durante el primer año de vida del bebé. La patología es hereditaria, será necesaria la cirugía para tratarla. La esotropía adquirida ocurre en niños de 2 a 5 años de edad.

El estrabismo puede ocurrir más tarde en la vida de una persona, generalmente debido a una lesión ocular, parálisis cerebral o accidente cerebrovascular. También es posible desarrollar estrabismo debido a ambliopía («ojo perezoso») o hipermetropía.

  • Lo más frecuente es la desviación de un ojo o de los dos.
  • Dificultades para lectura de textos.
  • Cabeza inclinada hacia un lado.
  • Pérdida de visión de uno o de los dos ojos.
  • Dificultad de concentración en el caso de los niños.

Tratamiento del estrabismo

El tratamiento al que se debe someter el paciente va a diferir de acuerdo al tipo de estrabismo que tenga, su edad, el grado de gravedad de esta enfermedad, entre otros factores. Es probable que las personas que padezcan estrabismo divergente muy desarrollado por la falta de tratamiento, tiendan tener más desarrollada una visión binocular.

En los niños, el tratamiento es mucho más efectivo, ya que a través de las gafas no tan solo logran para corregir la desviación del ojo vago, sino que también permiten mejorar la visión y acompañar un desarrollo adecuado de la visión.

Estrabismo convergente y divergente
5 (100%) 1 voto