Conjuntivitis

Conjuntivitis Sisntomas

Si bien la conjuntivitis puede parecer un problema muy grave, es una de las enfermedades más comunes del ojo, la cual es muy fácil de tratar y se puede evitar padecerla siguiendo algunas precauciones.

A pesar de que cualquier persona puede contraer conjuntivitis, es más común en niños que asisten a la escuela, estudiantes universitarios y hasta los profesores que conviven con los estudiantes a diario, ya que se trata de una enfermedad muy contagiosa por la cercanía.

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis genera una inflamación de la cubierta delgada y transparente de la parte blanca de nuestro ojo, como así también del interior de los párpados. Es muy fácil detectar la conjuntivitis, ya que al manifestarse en la conjuntiva, que es la capa que recubre a la parte blanca del ojo, la misma causa dilatación de los vasos sanguíneos provocando ojos rojos por inyectar demasiada sangre dentro de los vasos sanguíneos de la conjuntiva.

Tipos de conjuntivitis

Es necesario conocer los diferentes tipos de conjuntivitis que existen para determinar el tratamiento adecuado que permita resolver este problema de salud. Los diversos tipos de conjuntivitis se diferencian por las causas que provocan el problema anteriormente mencionado, es por ello que es válido tener en cuenta el origen de la enfermedad para determinar el tratamiento adecuado.

  • La conjuntivitis víricas se encuentran originadas por el accionar del adenovirus, el cual es bastante común, ya que puede ser transmitido de una persona a otra con toser o estornudar cerca. Además de los problemas en los ojos, este virus genera secreciones en la nariz y en la boca.
  • La conjuntivitis alérgica están generadas por algún elemento material en el ambiente, como el polen en primavera o algunas otras sustancias a las que podrían ser alérgicos quienes padecen conjuntivitis.
  • Por otra parte, la conjuntivitis bacteriana es causada por bacterias conocidas como los estafilococos, estreptococos, neumococos y la Haemophilus influenza. Este tipo de conjuntivitis acostumbra a contagiarse por el contacto directo, el cual se puede dar al tocar nuestros ojos por una picazón.

tipos de conjuntivitis enfermedadesdelavista

Conjuntivitis viral

Los virus son generalmente la causa del conocido «ojo rojo». Esta forma suele ir acompañada de dolor de garganta y secreción nasal, como un resfriado o una gripe. Estos síntomas a menudo persisten durante una o dos semanas. La mayoría de las inflamaciones virales de la conjuntiva causan una secreción viscosa y acuosa y pueden causar una disminución de la agudeza visual.

Conjuntivitis alérgica

Esto generalmente produce una secreción acuosa y varía de un enrojecimiento moderado a severo.

Conjuntivitis bacteriana aguda

Es la más común. Por lo general, comienza con enrojecimiento agudo, ardor en los ojos, secreción de color amarillo verdoso y párpados pegados por la mañana. A menudo, ambos ojos se ven afectados.

¿Cómo detectar la conjuntivitis aguda a tiempo?

Tratar la conjuntivitis aguda a tiempo ayudará a resolver este problema de salud con mayor rapidez, evitando que los síntomas se agudicen. Una forma de detectarla a tiempo es conocer de antemano los principales síntomas, para actuar de manera inmediata al padecer algunos de ellos.

Los ojos irritados permanentemente y enrojecidos son el síntoma más claro de una conjuntivitis aguda.

El sentir cierta aspereza en los ojos al parpadear es otro síntoma común, ya que la conjuntivitis genera que resulte incómodo al parpadear.

Si padeces secreción continua o lágrimas un poco más espesas de lo normal, seguramente padeces algún tipo de infección. Este síntoma también puede verse al despertar, en donde estas lágrimas se convierten en lagañas luego de dormir varias horas.

La comezón en los ojos es otro síntoma de infección ocular, la cual puede estar relacionada con una conjuntivitis. Se recomienda evitar frotarse los ojos, sobre todo si no nos hemos higienizado correctamente.

Conjuntivitis
5 (100%) 1 voto[s]